Matari’i i ni’a  “El Resurgimiento de las Pléyades en los Cielos Sagrados de la Polinesia

“Matari’i”  es la celebración más importante para los pueblos ancestrales del Pacifico. Ellos realizan desde el principio de los tiempos, estas ceremonia y rituales dedicados a la vida y a la abundancia.

Según el falso calendario gregoriano que rige la modernidad, esta fecha se estima sobre el 20 de noviembre aproximadamente.

Matari’i es el nombre de la constelación de las Pléyades. Mata significa “ojo” y rii significa “pequeño”, entonces la palabra completa significa “ojos pequeños”.

Esta constelación es reconocida y utilizada por los pueblos originarios de todo el Océano Pacifico, sobre todo en el Triángulo Polinesio, es decir Hawaii, Nueva Zelanda y Rapa Nui (Isla de Pascua).

Las siete estrellas de Matari’i, pueden verse sin importar donde estemos en el mundo, son grandes guías de la navegación.

Cuando las Pléyades en el mes de noviembre reaparecen en el horizonte de los cielos del pacifico en conjunción con el cinturón de Orión, marca la apertura de un poderoso portal cósmico, que conduce al planeta hacia una renovación y regeneración.

«Matari’i i ni’a» abre la temporada de abundancia natural. Este período, conocido como «tau‘ ahumé «(ya sea para la cosecha o la pesca), se produce después del período de escasez conocido como» tau o’e «que comienza alrededor del 20 de mayo, en el momento en que las Pléyades se desvanecen en el horizonte.

El ascenso de las Pléyades en noviembre coincide con el regreso de la temporada de lluvias. Es a partir de «Matari’i i ni’a» que la naturaleza se vuelve generosa al producir frutas, verduras y tubérculos en abundancia.

matarii

La Madre Tierra durante este periodo posee una efervescencia especial, es donde ella se vuelva más fértil, produce gran cantidad y variedad de frutas como papayas, mangos, aguacates, guayabas y bananas.  Es también la estación donde se produce el uru, fruto del Árbol Sagrado de Pan, pilar de la alimentación de la cultura polinesia.

Desde tiempos antiguos, las festividades que marcaban la aparición de las Pléyades realmente fueron eventos de gran importancia colectiva, verdaderos portales de transformación cósmica, telúrica y humana.

Para los pueblos ancestrales del Pacifico, las celebraciones y los aspectos espirituales estaban íntimamente relacionados y eran indisociables, se trataba entonces de disfrutar al máximo los beneficios de la naturaleza y de la abundancia de la vida, y al mismo tiempo eso era una verdadera celebración, y era expresada a través de ceremonias y rituales con canciones, bailes y oraciones.

En los rituales de «Matari’i i ni’a «, se realizan poderosas ceremonias espirituales para dar gracias a los dioses por las épocas venideras, la abundancia y la prosperidad.

10621696-17481564

Matari’i se celebra y está presente en los diferentes pueblos ancestrales y grandes civilizaciones del mundo, las comunidades de África, los nativos de América, los aborígenes australianos, los chinos y los vikingos.

En Europa, Las Pléyades tienen su origen en el griego y significa “7 hermanas”, las hijas de Atlas y Pléyone.

Existen también muchos templos orientados a Matari’i, como Stonehenge en Inglaterra.

En Japón Matari’i se conoce como Subaru.

Ha llegado el momento de conectar con el Real Tiempo del Universo, con esos grandes portales cósmicos y telúricos creados por las mismas estrellas, tiempos sagrados que siempre se han celebrado y que deben volver a regir nuestra vida para elevar nuestra consciencia.

En esta época de despertar masivo de consciencia, debemos reflexionar y ser cuidados cuando desde nuestra invención “humana”, creamos portales de juegos matemáticos que son ficticios 11-11-11 (11 de noviembre 2018) por ejemplo, portales basados en un calendario falso y desfasado de los tiempos sagrados.

Pues, aunque muchos eventos y celebraciones se realizan de buena voluntad y con intenciones de paz, nada tienen que ver con verdaderos portales cósmicos, entonces debemos ser honestos y transparentes con este punto, por eso es esencial “estar enraizado”, es decir estar en perfecta consciencia y sincronía con el planeta Tierra.

¡Así no nos engañamos ni engáñanos a los demás…!

Los Portales de transformación del planeta esta dictaminados por las estrellas y los soles.

Invito a todos y todas quienes leen este articulo para celebrar de forma individual o colectiva los Solsticios y Equinoccios, que son portales visibles de transformación y alineación cósmica.

Reflexionemos en ello.

beautyplus_20171224114758_saveCon amor, Samahia

Mujer Medicina Amawtica de Los Andes